Así lo señaló, el diputado nacional, Daniel Kroneberger, sobre la resolución de la AFIP para querer controlar de manera informática los movimientos de los bovinos y destacó que “el chip bovino sólo tiene fines recaudatorios, y va en detrimento de los productores agropecuarios”.

 

El diputado nacional, Daniel Kroneberger sostuvo que la resolución 3649/14 de la AFIP, según la cual el Sistema Fiscal de Trazabilidad Animal (Sifta) controlará de manera informática los movimientos de los bovinos, “termina siendo un negocio para el gobierno nacional, en detrimento de la economía de los productores agropecuarios.  Esta iniciativa “tiene claramente un sentido fiscalista y nada más”. Cuestionó, además, que será un costo adicional que recaerá sobre los productores.

“El gobierno nacional a través de esta resolución quiere obtener unos 500 millones de dólares. Es una decisión que tiene por objeto sólo ser recaudatoria. El Senasa a través de la trazabilidad, ya tiene el control de la hacienda, querer incorporar un chip, es querer meterse nuevamente en el bolsillo de los productores agropecuarios, a través de la AFIP.  Esto es un negocio. La AFIP quiere imponer un doble control que no mejora lo existente”, explicó Daniel Kroneberger.

“Estas resoluciones que tienen sólo un espíritu recaudatorio para el Gobierno Nacional nos genera mucha preocupación sobre el futuro de los frigoríficos. Son pasos hacia atrás en la posible reactivación de los frigoríficos de La Pampa, y puede echar por la borda todo el esfuerzo económico que hacen día a día para mantener sus fuentes laborales”

“Esperamos del gobierno nacional políticas activas en pos de recuperar la ganadería, y no resoluciones con fines recaudatorios. Soy autor de un proyecto de ley que el kirchnerismo no ha querido tratar, por el cual  se Crea el Programa de Recuperación de Stock Ganadero Nacional, a través del cual se destinarán partidas presupuestarias para el otorgamiento de créditos a productores ganaderos cuyos establecimientos estén ubicados en zonas que hayan sido declaradas en Emergencia Agropecuaria según Ley 22.913”, explicó el legislador radical, Daniel Kroneberger.

“La falta de una política de estado a largo plazo, que sea previsible y con reglas de juego claras para  el sector agropecuario, nos está haciendo perder una oportunidad única. Las medidas adoptadas por el gobierno nacional han generado: Pérdida de credibilidad en el país como un abastecedor confiable en el mercado externo; Desaliento en el productor, afectando en mayor medida el eslabón más débil de la cadena, el criador; Pérdida de ingreso en los trabajadores de la industria cárnica y aumento innecesario del gasto público, por los subsidios que se han destinado a compensarlo”, concluyó Daniel Kroneberger.

“Son pasos hacia atrás en la posible reactivación de los frigoríficos de La Pampa”

Version Mobile
Responsable: Juan José Beascochea
Contactar: planbnoticias@gmail.com.  / Teléfono de las noticias 02954 - 15586833
Diseño de Diarios Digitales- PotenciaWeb.net
-